Blog
Comentarios

ORGANIZACIONES

PERSONAS

FAQS

RECURSOS

La terapia EMDR (Desensibilización y Reprocesamiento por Movimientos Oculares, por sus siglas en inglés) es una poderosa técnica de psicoterapia que ha resultado muy exitosa para ayudar a las personas que sufren de trauma, ansiedad, pánico, recuerdos perturbadores, estrés postraumático y muchos otros problemas emocionales.

.

Organizaciones

Uno de los usos más innovadores de la terapia EMDR ha sido el tratamiento de problemas relacionados con el rendimiento. El EMDR usa el mismo proceso para ayudar a disminuir el estrés y la ansiedad que podemos encontrar en nuestro entorno de trabajo, en la escuela u otros ambientes. Si bien los emprendedores y ejecutivos de negocios pueden tener éxito, pueden ser también extremadamente susceptibles a altos niveles de estrés, agotamiento y problemas en el desempeño.

Algunos ejemplos de este tipo de problemas son:

  • Miedo a hablar en público, entrevistas y presentaciones.
  • Habilidades poco efectivas en la gestión del estrés.
  • Problemas de atención y concentración.
  • Miedo al éxito o a los errores empresariales del pasado.
  • Falta de seguridad en la toma de decisiones.
  • Sensación de vergüenza o temor por malas experiencias deportivas.
  • Ansiedad ante exámenes o pruebas.

La terapia EMDR ayuda al cerebro a pensar de una manera más sana y adaptativa mediante la eliminación de bloqueos y ayudando a la persona a aprovechar sus fortalezas internas. En estos casos, el EMDR puede reducir la ansiedad anticipatoria, el miedo al fracaso, la postergación, mejorar las transiciones vitales y aumentar la confianza. La persona puede realizar una tarea con éxito sin ser influenciada por eventos negativos, creencias o respuestas fisiológicas pasadas.

En estos casos se trabaja haciendo que la persona visualice los resultados esperados y trabaje con ellos en temas como la atención, concentración, gestión emocional, relajación, establecimiento de objetivos, administración del tiempo, bloqueos físicos, etc.  Este trabajo se diferencia de otros enfoques más tradicionales que enseñan nuevas habilidades y refinan habilidades anteriores, pero no contemplan la eliminación de bloqueos existentes.

.

Personas

El EMDR se puede usar para reprocesar memorias pasadas que no nos permiten funcionar adecuadamente. Por ejemplo, si has tenido un accidente de coche y luego te da miedo conducir. O sufriste abusos cuando eras niño y todavía sientes que el mundo no es seguro y no puedes confiar en la gente. Estos recuerdos se almacenan de forma diferente en tu sistema nervioso y las emociones asociadas a ellos se mantienen vigentes aunque el evento ya haya quedado en el pasado.

Hasta hace poco, estas condiciones eran difíciles de tratar y requerían de mucho tiempo. El EMDR se considera una terapia de avance debido a su simplicidad y al hecho de que puede traer alivio rápido y duradero. Cuenta con el aval de la Organización Mundial de la Salud y las Guías Clínicas Internacionales para el tratamiento del trauma.

Utilizando este tipo de terapia junto con otras aprendidas en otros ámbitos puedo ayudarte a:

  • Superar tus heridas si has sido víctima de abuso emocional, físico o de situaciones puntuales o continuadas de estrés que afectan tu funcionamiento vital.
  • Trabajar sentimientos de soledad, de culpabilidad, de tristeza.
  • Profundizar en la intimidad para crear relaciones más amorosas.
  • Superar obstáculos en tus relaciones, tu carrera, tus finanzas, tu salud o tu vida emocional.
  • Superar situaciones y síntomas generados por la ansiedad y el estrés.
  • Aumentar el amor propio y el autocuidado.
  • Superar las influencias de un entorno familiar narcisista.
  • Superar relaciones de codependencia.

.

FAQS

¿Quién descubrió el EMDR?

A finales de los años 80, la psicóloga Francine Shapiro, Ph.D., observó que los movimientos oculares particulares reducían la intensidad de los pensamientos perturbadores en algunos clientes. La Dra. Shapiro decidió estudiar este efecto científicamente. En 1989, informó en el Journal of Traumatic Stress acerca de su éxito utilizando un método que llamó EMDR para tratar a las víctimas de trauma. Desde ese momento, otros terapeutas de todo el mundo han contribuido a su desarrollo. EMDR se ha convertido en una técnica altamente efectiva que incorpora elementos de varias otras modalidades de tratamiento.

(traducido de la web del Dr. Boulware, Consultor EMDR)
¿Cómo funciona el EMDR?

Cuando una persona experimenta un evento perturbador, su cerebro a menudo no puede procesar la información que rodea ese evento de la forma en que lo haría normalmente. Ese momento queda como “congelado en el tiempo” y luego, cuando ocurre algún evento parecido (aunque sea poco) la persona puede sentir que está reviviendo el evento original con los sonidos, imágenes, olores y sensaciones corporales que se grabaron. Esto a la larga tiene un efecto negativo en la forma que la persona se ve a sí misma, a otras personas e incluso al mundo.

 

La terapia EMDR funciona accediendo a partes específicas de una memoria (imágenes, creencias, emociones y sensaciones corporales) y usa estimulación bilateral (por ejemplo, movimientos oculares, auditivos o de estimulación táctil) para disminuir cualquier alteración que esté unida a la memoria. Durante este proceso, la estimulación bilateral permite que el cerebro elimine cualquier bloqueo mental que impida a la persona procesar con precisión un evento perturbador del pasado. Una vez que la memoria se reprocesa completamente, se archiva de forma adecuada, sin las perturbaciones asociadas a la memoria original.

¿Cuáles son las ventajas de la Terapia EMDR?

Los estudios de investigación muestran que el EMDR es muy eficaz para ayudar a las personas a procesar experiencias emocionalmente dolorosas y traumáticas. Cuando se utiliza junto con otras modalidades de terapia, el EMDR ayuda a que el cliente pase rápidamente de la angustia emocional a la resolución pacífica de los problemas o eventos involucrados.

 

Las sesiones de EMDR funcionan increíblemente rápido. Procesar incluso los recuerdos más difíciles se puede lograr en una fracción del tiempo que habría llevado con la terapia convencional.

 

Las terapias convencionales a menudo se centran en los recuerdos de la mente inconsciente, y luego analizan su significado para obtener una idea del problema. Los pacientes de EMDR también adquieren conocimientos valiosos durante la terapia, pero EMDR puede acortar el proceso y pasar directamente a la etapa de liberación.

 

Los resultados positivos a largo plazo de la terapia EMDR afectan todos los niveles del bienestar del cliente: mental, emocional y físico, de modo que sus respuestas vuelvan a la normalidad.

 

Los estudios muestran consistentemente que el tratamiento con EMDR resulta en la eliminación de la emoción específica. La memoria permanece, pero la respuesta negativa se neutraliza.

(traducido de la web del Dr. Boulware, Consultor EMDR)
¿Qué me voy a encontrar en una sesión de EMDR?

El tratamiento EMDR consta de ocho fases, definidas en un protocolo probado científicamente:

 

  • El terapeuta recopila la historia del cliente y comienza a desarrollar un plan de tratamiento. Este es un proceso de colaboración que involucra tanto al terapeuta como al cliente. Esta fase incluye una discusión del problema y de cualquier síntoma relacionado con ese problema.
  • El terapeuta comienza a preparar al cliente para el proceso EMDR explicando la teoría y la práctica que sustenta al tratamiento. Las técnicas de relajación se desarrollan y mejoran utilizando cualquier forma de estimulación bilateral. Estas técnicas se usan al final de cada sesión de procesamiento para garantizar que el cliente esté tranquilo y libre de cualquier perturbación.
  • Una vez que el cliente identifica objetivos específicos para tratar con EMDR, el terapeuta guía al cliente para que identifique una imagen que represente el evento objetivo (o también una sensación).
  • A continuación, el terapeuta ayuda al cliente a explorar las creencias, emociones y sensaciones corporales negativas que están asociadas al evento desencadenante. Luego, el terapeuta ayuda al cliente a identificar una creencia positiva que puede reemplazar la creencia negativa durante la fase de procesamiento del tratamiento.
  • Una vez que la sesión de procesamiento está establecida, el terapeuta le pedirá al cliente que se concentre en la imagen angustiante y la creencia negativa mientras usa alguna forma de estimulación bilateral (movimiento ocular, luces, vibración, tapping). Este proceso continúa hasta que la memoria ya no provoque ninguna perturbación.
  • Después de que el cliente ha reprocesado cualquier evento angustiante, las creencias positivas se instalan haciendo que el cliente “mantenga unida” el evento pasado y la nueva creencia positiva. El terapeuta repite los movimientos oculares durante este proceso.
  • Se le pide al cliente que realice un escaneo corporal para identificar si quedan áreas de tensión u opresión asociadas con la memoria angustiante original. Si queda algo de estrés, el terapeuta y el cliente evalúan la naturaleza de la tensión y deciden si es necesario un procesamiento posterior. Si el cliente niega cualquier tensión, el terapeuta procederá a las fases de cierre.
  • Al final de cada sesión, el terapeuta se asegura de que el cliente esté en mejor estado de cuerpo y mente que cuando llegó a la sesión. El terapeuta recordará al cliente que use estrategias de calma entre sesiones si es necesario.
  • Todas las sesiones nuevas comienzan con una reevaluación y discusión de nuevos recuerdos, pensamientos o experiencias. Si es necesario, el terapeuta y el cliente volverán a evaluar el plan de tratamiento. Cualquier nueva perturbación se reprocesa según sea necesario.
Profundizando: ¿Es la EMDR una pseudoterapia?, por supuesto que no (artículo)

Interesante artículo sobre las últimas investigaciones que apoyan el uso de EMDR, publicado por Damián Cuttitta, Psicólogo facilitador de EMDR Institute, equipo CIPSE

Pincha en este enlace para leerlo.

 

Recursos


Invalid email
Este campo es requerido.

Este campo es requerido.

Este campo es requerido.
Te has suscrito con éxito al boletín de noticias.